SDN48 “Ai Chuseyo"

SDN48 “Ai Chuseyo"

martes, 4 de enero de 2011

Anécdotas de Japón “Lección de vida en Hiroshima ” (Séptimo Día)


Bueno después de haber cargado mis pilas el día anterior, por fin estaba lista para el siguiente viaje ya que iríamos a Hiroshima. Ya estando en Kyoto era mas fácil para nosotras el ir y venir sin hospedarnos en Hiroshima y así el ahorro de dinero.

Pues bien, volvimos a tomar el Shinkansen y nuestro viaje duraría mas o menos unas 2 horas y media, solo que este no era como el Nozomi que era directo, el nuestro tenia que llegar primero a Osaka para después transbordar a otro tren que nos llevaría a Hiroshima. Así que así como con Tokio a Kyoto yo me quede jetona todo el camino.

Cuando llegamos a Hiroshima ya estaba chispeando, según nuestro itinerario en esta ciudad era ir al Museo Conmemorativo de la paz de Hiroshima y de ahí iríamos a una isla para ver el miyajima guchi. Bueno primero a buscar como llegaríamos al Museo, ya después de preguntar vimos que teníamos que subir al tranvía de Hirodem, así que compramos nuestro boletito para usarlo y hay vamos.




Ya cuando vimos la estábamos enfrente de la Cúpula de la Bomba Atómica, así que agarramos y bajamos rápidamente, para nuestra suerte la estación estaba enfrente de la cúpula, bueno pues cuando pisamos por fin el parque conmemorativo de la paz, en ese instante la lluvia se dejo caer, tuvimos que ir rápido a unos baños públicos que estaban a un costado de la cúpula, el cielo parecía que se estaba cayendo, simplemente no podíamos movernos de ahí, en eso que me entra la curiosidad por los baños públicos, recordaba que los baños en Japón estaban en el piso y efectivamente lo comprobé, solo pensaba yo ni loca hago ahí xDDDDD, después de una discusión de donde conseguimos paraguas, al final dije yaaaaaaaa yo voy, así que ahí empapándome fui por una de las callecitas que estaban a lado del parque, que por cierto, jamás me acostumbre al hecho de que las direcciones de los carros son diferentes en mi país, así que por pensar que ya no venían carros en la dirección de la derecha, casi un carro me atropella porque venían del lado izquierdo Confundido, ya después de pasar el susto, entre en la callecita y encontré una tienda de electrónica, pero vendían paraguas, así que compre 3 y alcance a Karla y Kika, ya ahora si con paraguas en mano, por fin pudimos comenzar a recorrer el parque, primero obviamente comenzando por la cúpula.





Es indescriptible el ver la única construcción que quedo de alguna forma de pie después de la bomba atómica, obviamente esta completamente destruida o parece como de esas construcciones que quedan así después de un incendio, pero lo que mas te sorprende o te pone la piel chinita es pensar en toda la gente que murió ahí en el instante quemada. Después de ver una y otra vez la construcción nos fuimos donde estaba el puente que nos ayudaría a pasar el rio, pero encontramos otro como monumento, la cual se llama la Torre conmemorativa en honor a los alumnos movilizados, después de verla ya por fin cruzamos el puente, enseguida luego luego vimos el monumento por la paz de los niños, el cual esta mas ligado a la niña Sadako Sasaki, la cual cuando cumplió 10 años de edad comenzó a tener los efectos que le dejo la bomba atómica, ya que después de que un día mientras corría se desplomo y en seguida le diagnosticaron leucemia.

Su mejor amiga, Chizuko Hamamoto, le recordó una vieja tradición sobre alguien que realizó mil grullas en forma de figuras de papel (origami)y gracias a ello los dioses le concedieron un deseo. Con sus propias manos, Chizuko le regaló la primera grulla que realizó en papel dorado y le dijo: “Aquí tienes tu primera grulla”. Sadako tenía la esperanza de que los dioses le concedieran el deseo de volver a correr de nuevo. Al poco tiempo de empezar su tarea conoció a un niño que le quedaba muy poco tiempo de vida por la misma causa, la leucemia, le animó a que hiciera lo mismo que ella con las grullas pero el niño respondió: “Sé que moriré esta noche”.

Sadako pensó que no sería justo pedir la curación sólo para ella, y pidió que el esfuerzo que iba a hacer sirviera para traer la paz y la curación a todas las víctimas del mundo. Con el papel de los botes medicinales y otros que iba encontrando llegó a completar 644 grullas de papel. El avance de la enfermedad impidió que acabase de realizar la tarea, muriendo el 25 de octubre de 1955 a los 12 años de edad. Sus compañeros de escuela, después de su fallecimiento, llegaron a completar el número, aportando las grullas que faltaron por hacer hasta 1.000.



Para los niños y jóvenes de Japón la historia de Sadako ah transcendido, así que año con año los niños realizan grullas de papel y van a dejarlos en el museo para después ser colocados en unas cosas como tipo vitrinas. Bueno después de ver el monumento de Sadako, cruzamos la calle para ir ahora al Museo, cuando íbamos ya rumbo a este, me llamo la atención una llama, y ver que una fuerte tormenta le caiga y esta siga como si nada es algo increíble, pues bien esta llama es la llamada llama de la paz, y esta llama tiene su historia, aunque ustedes no lo crean, esta llama fue cuidada desde la explosión de la bomba atómica, ya que un joven la tomo de la casa destruida y que se encontraba en llamas de su tío, primero para el joven era un símbolo para recordar a su tío, después se volvió rencor hacia los que hicieron la destrucción y después para recordar lo que las armas nucleares llegan hacer, así que el la mantuvo, hasta que después de varios años cuando el parque fue hecho, la llama de aquel joven la depositaron en donde hoy en día se encuentra, Y esta llama se encontrara encendida hasta que todas las armas nucleares del mundo sean eliminadas. Después pasamos por el Cenotafio para las victimas de la bomba atómica, por desgracia no pudimos explorar mas el parque por la lluvia que era muy fuerte.

Por fin entramos al museo, la verdad la historia en general me apasiona, es uno de mis mayores hobbies, así que tuve que pedir un traductor para que me fueran explicando cada una de las cosas. Al principio era una pequeña explicación sobre Hiroshima y la bomba atómica, como era la vida de la gente de Hiroshima antes de la bomba atómica y la segunda guerra mundial, también desde cuando Estados Unidos tenia el plan de lanzar las bombas y el plan Manhattan. Y el reloj que se detuvo, el cual funcionaba normalmente pero exactamente cuando la bomba cayo este se detuvo exactamente a las 8:15, momento en que la primera bomba nuclear cayo.

Mi primer impacto, saber que el hipocentro de la bomba fue en un HOSPITAL!!!!!!!!!!!!, conforme iba viendo cada una de las cosas del museo, mas comenzaba a deprimirme, el saber que ese día niños eran los que se encontraban en la zona, ya que fueron llevados para ayudar en las construcciones, también había alumnos movilizados que también estaban trabajando, en seguida también ver dibujos que los supervivientes realizaron, dibujos de gente desnuda sobre el piso o aventándose al rio mientras peleaban por agua. Millones de niños y ancianos en las calles, la ciudad había sido devastada y lo peor es que era como un desierto ya que la bomba acabo con todo.

Pero creo que la zona donde de verdad el corazón se me rompió fue el ver los objetos de los niños que murieron, mientras escuchaba al narrador y que me explicaba la historia de cada objeto, comenzaba a tener un nudo enorme en la garganta, recuerdo una de estas historias, no recuerdo el objeto, pero decía el narrador que una niña se levanto ese 6 de agosto de 1945 y le dijo a su mamá que no quería ir a trabajar, pero conociendo la forma de pensar de los japoneses el dar todo por su nación, su mamá le dijo que tenia que ir porque tenia que hacerlo por Japón, así que la niña tuvo que partir al trabajo, cuando fue la explosión y la señora al buscar a su hija, solo encontró aquel objeto, que no se si era una lonchera de bento carbonizada la mujer lloro desesperadamente, quedándole en la conciencia que si no hubiera obligado a su hija ir, aun la tendría con ella. Y así como estas muchas historias de padres desesperados que perdieron a sus hijos, otra que recuerdo es que, había niños que así quemados y con el rostro ya desecho eh inflamado llegaban a sus casas, estaban tan deformados que sus familiares no los reconocían, y por desgracia las quemaduras eran tan fuertes que al otro día morían, también hubo uno donde una familia encontró a una niña y por lo mismo de la deformidad nunca supieron si esa niña era la suya, pero la tomaron y la ayudaron hasta que murió pensando que tal vez era su hija.

Muchos objetos en exposición, ropa de niños, de niñas, juguetes, realmente era impactante ver todo eso, solo de imaginar como abría sido todo eso, hasta la fecha se me sigue haciendo un nudo en la garganta y el seguir recordando todo lo que vi en ese lugar. Pero lo mas impactante y una imagen, la cual me llevare hasta que muera fue la recreación que tienen de una casa, mientras pasaba de una sala a otra, recuerdo que entras en un pasillo, el cual parece como si estuvieras dentro de una casa en ruinas, por las ventanas solo ves tierra y cenizas, no hay arboles no hay casas, no hay nada solo tierra, y las paredes son ladrillos destruidos y fuego a los lados, cuando das la vuelta para entrar a la sala, ahí fue el horror, recuerdo que quede perpleja al ver tres figuras de cera, mientras escuchaba al narrador, el cual parecía que estaba leyendo una anécdota o la memoria de un superviviente, mientras lo escuchaba y veía a esas 3 figuras, neta no podía ni caminar, y ahorita que lo estoy recordando para contárselos siento feo. Las figuras eran 3 niños, uno como de unos 8 años, el otro como de unos 14 o 15 y una jovencita de entre 16 o 17 años, los tres despeinados, con las manos extendidas y su ropa esta desgarrada y quemada, mientras los veía, escuchaba al narrador como si el estuviera ahí en la calle presenciando las cosas, y hay una parte donde de verdad lo recuerdo y es difícil, esa parte decía que veía a los niños caminar, pidiendo agua, que podía ver sus brazos los cuales veía como la piel les colgaba en tirones, y de sus dedos la piel se les había desprendido, en eso momento recuerdo que fue cuando puse atención a las manos de esas tres figuras y efectivamente parecía que los dedos se les había alargado, pero no era eso, si no que era como la piel se les había desprendido dejando ver que la piel que tenían en los dedos les colgaba, otra parte fue cuando dijo: Y sus ojos salen sangre y los tienen hundidos, en ese momento yo no quería ver ya mas de cerca como esas figuras tenían los ojos, así que fue el momento en que me di la media vuelta.

Continuando el recorrido pasamos una zona donde tenían ciertos objetos de como quedaron por la bomba, uno era el ver como un vidrio se había incrustado en el concreto, claro con la explosión, los objetos salieron disparados a una velocidad increíble, claro no solo los objetos si no también las personas, también la pared donde quedo la sombra de un hombre, resulta que ese día un hombre estaba sentado en las escaleras de un banco, cuando fue le explosión, claro el hombre murió en el instante, las paredes se volvieron blancas, menos donde el hombre estaba, ya que su cuerpo fue el que cubrió esa parte de la radiación. Y ya por ultimo recuerdo una pared con manchas negras, algo así como cuando uno ensucia un papel con tinta negra rebajada con agua, pues esta pared, ahí decía que no se podía tocar ya que aun hasta la fecha tenia radiación, y precisamente esas manchas se trataban de lo que se mojo por la lluvia negra, después de que la bomba calló a unas cuantas horas, comenzó a llover dejando caer lluvia negra, la gente que estaba quemada moría por agua, así que muchos tomaron de esta agua de la cual no sabían era radioactiva. En fin, hoy en día, aun cuando Hiroshima es una bellísima ciudad y sus habitantes viven con su lucha por dejar un testimonio que haga cambiar al hombre sobre la destrucción, aun hay gente que sigue padeciendo este horror, ya que las generaciones de esta gente que sobrevivió esto, siguen sufriendo de enfermedades gracias a la radio actividad.

Recuerdo que ya para salir de ahí, había un cuadro donde se veía el desierto, pero hasta abajo había un flor que estaba creciendo, mi mamá cuando me conto de niña sobre la bomba de Hiroshima solía decirme que este lugar se había convertido en una lugar infértil por la radiación, en el museo me dejaron muy en claro que eso era falso y precisamente ese cuadro lo demostraba, en si después de 6 meses de la explosión, en Hiroshima volvió a crecer el pasto y las flores, trayendo con ello la esperanza para la gente de que en el futuro Hiroshima volvería a surgir y así fue. Lección de vida para mi, Japón me mostro que nada es imposible, pasaron una destrucción de esta magnitud que en verdad después de escuchar y ver espero que jamás vuelva a ocurrir, y la gente de este país se levanto, es cuando digo que necesitamos nosotros para poder pararnos y decir, vamos hacer de nuestro país el mejor, Espero que no sea una destrucción de estas proporciones para poder ponernos a pensar y a mejorar, aunque la idiosincrasia del japonés al latino tiene muchassssssss diferencias y tristemente lo fui a comprobar, hay cosas que necesitamos aprender en otras partes.

Cuando salimos del museo las cosas seguían igual o peor, verdaderamente la lluvia no iba a parar, cada vez estaba mas fuerte, así que nuestra ida al Miyajima guchi era imposible, simplemente con ese clima no íbamos a poder llegar y honestamente ya ni ánimos tenia de ir. De ahí volvimos a tomar el tranvía que nos llevaría a la estación de Hiroshima, ahí como las estaciones son como centros comerciales, algo así como lo que quieren hacer con el tren suburbano de la Ciudad de México, pasamos a la zona de comida, que por cierto, como odiaba esas zonas por el olor de la comida, la neta si me daba nauseas, y bueno ya entramos en uno de los restaurantes tradicionales y ahí fue cuando probé la carne de puerco, algo así como los bentos que van anunciar las AKB48, el cual sabia riquisimooo, ya de ahí tomamos el Shinkansen que nos llevaría de regreso a Kyoto, recuerdo que de camino de regreso simplemente no pude dormir, solo escuchaba la música y no dejaba de pensar en lo que había visto ese día.

Llegamos ya en la noche a Kyoto, y una vez que llegamos al hotel y de ver un poco la tele y platicar, por fin dormimos, al otro día estaríamos paseando por Kyoto, así que no saldríamos mas de viaje por el momento.

3 comentarios:

akbfanclub dijo...

.....}
El mundo,
no siempre "puede ser perfecto".
Pero vale la pena°
¡Peleár, por él!
(...Shinji Redfield)

Anónimo dijo...

Oralee k bien por tu viaje y conocerr por fin a las akb!!! jejje yo kiero irrrr y ps si iremos algun dia yo y otro companero k sonamos con ir a japon jejje y conocer a las akb waa me moriria de ver a sae miyasawa de cerkitaaa woooo jajjaja pero ps se k uun dia iiremos eso sii jejjej... oies este es mi correo ljavier_gv@hotmail.com esk kisiera platikkar contigo sobre tu viaje y como se fueron y todo eso de los costos si me podrias aseesorarr??? porfa te lo agradeceria muuuchooooo... yo soy el muchacho k te trajo la info de exa jeje k por cierto nadie a ido a pedir a akb :( sale ps espero k stes de lo mejorr espero tu respuestaa bbye ;)

Karla dijo...

jajaja che M1k1chan! y te faltan otras dos semanas no? XD jajajaja un abrazo!